Para todos sus proyectos, pequeños o grandes, no vacile en hacer una demanda de presupuesto por e-mail, por teléfono o vía el formulario de contacto (usted encontrará todas estas informaciones en: contacto / plano de acceso)

 

 

 

Comencé a trabajar el metal en el momento de una formación de calderería industrial en 2006. Mi pasión para esta materia vino rápidamente. Luego continué enterándome del oficio en empresa Lot-et-Garonnaises.

En 2012 quise evolucionar en mi destreza. Pues hice una nueva formación de calderería y es alla dónde verdaderamente comencé a hacer el formage y a probarme a la escultura.

¡ Era el aniversario de un amigo, le dije, escojo lo que quieres, te hago a él! Y su elección fue un cráneo iroqués, un logotipo de un célebre grupo de punk. Fue muy feliz del resultado y las vueltas de la publicación en Internet fueron muy alentadoras. Es en este momento tomé la decisión de lanzarme en esta aventura artística.

 

Principalmente esculpo sobre dos materias, el metal y la resina.

De metal Se trata de calderería de arte, es el trabajo de la hoja martillada de metal acompañado por fabricaciones manuales. Las esculturas monumentales son reforzadas por una estructura interna, pues son huecas.

De resina Pueden directamente ser esculpidas sobre la resina, o moldeadas a partir de una pieza que antes esculpí sobre metal o resina.

 

Mis obras se dividen en dos categorías:

Las que vienen exclusivamente de mí y las que son inspiradas por mis pasiones, gustos y envidias.

Luego las creadas para responder al encargo(mando) de un cliente. Lo que me gusta en la escultura personalizada, es sumergirme en los gustos y las pasiones de mi interlocutor, imaginar y crear una obra a medida. Y, una vez el trabajo acabado, ver la satisfacción y la alegría que le aporta.